Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Pesca en India Muerta

Re: Pesca en India Muerta 2 years 2 months ago #33319

  • JUAN_VECINDAY
  • JUAN_VECINDAY's Avatar
  • DESCONECTADO
  • Forista Experimentado
  • a ver que sale !!!!!!!! jajajaja
  • Mensajes: 300
  • Gracias recibidas 27
www.rochauruguay.com/tarariraventura/Respuesta.htmTrascripción del artículo aparecido en la revista Pesca & Turismo Nº 28, del mes de Julio del 2003, en la página Nº 8, escrito por el Sr. Walter Giordano, editor responsable de la misma.

India Muerta

Cambiemos el reglamento






A esta altura, ya nos hemos encariñado con la pesca, el paisaje y la gente que nos recibe en India Muerta. Desgraciadamente una nueva reglamentación en la que no ha sido tenida en cuenta la opinión de quienes tienen años recorriendo los caminos de la Patria, amenaza el futuro de la fauna y de las posibilidades de practicar la pesca deportiva.

Por el bien de todos, rogamos a los responsables de esta idea, que se revierta el contenido del reglamento para que la fauna del embalse no esté en franco peligro de extinción.

Desde nuestra redacción, quedamos a las órdenes para estudiar juntos, cuales serían las normas a seguir para proteger este ámbito que invita a la pesca y al descubrimiento de una fauna sumamente particular y atractiva para el pescador deportivo.

Agradecemos sea tenida en cuenta nuestra opinión que no es más que la de aquellos que amamos muy sinceramente las reservas acuíferas de todos los rincones del país.



Walter Giordano

Editor



El año pasado descubrimos estos pejerreyes recién cuando mediaba agosto, razón que nos llevó a intentar saber cual es exactamente el comienzo de temporada en un ámbito diferente como el de India Muerta.

A manera de ejemplo basta decir que, en la Laguna del Sauce, la actividad comienza en mayo, con mayor o menor intensidad, pero en mayo.

En cambio, a pesar de que concurrimos justamente en mayo a india Muerta, la actividad que presenciamos fue exclusivamente de bagres y no de pejerreyes, que se hicieron esperar hasta los primeros días del mes de junio.

Se trata de la misma especie de pejerrey, pero las condiciones y características de los ámbitos son muy diferentes, lo que hace que el comienzo de temporada de pesca no sea el mismo en ambos espacios. Incluso, como verán en las notas gráficas, los primeros pejerreyes que salen no son justamente los gigantes de plena temporada, sino que alcanzan pesos no superiores a los 800 grs.

De cualquier manera el tamaño no es en absoluto despreciable sino que habla a las claras de que el futuro derrotero de la temporada nos permitirá cobrar esos enormes bichos que vimos el año pasado, cuando llegue julio.

En la oportunidad en que concurrimos, si bien pudimos cobrar unos cuantos ejemplares, la pesca no se manifestó generosa como en plena temporada, sino que salieron pocos pejerreyes y, casualmente, ningún bagre de esos que hacen estremecer las cañas.

Es interesante ver el comportamiento general de la laguna, considerando incluso la casi inexistente actividad de dentudos y mojarras.

Solo cobramos un dentudo en las diez cañas que dispusimos para 5 pescadores, cosa que cambia cuando llega agosto.

Por lo tanto, en caso de concurrir no hay que olvidar llevar carnada, ya sea mojarras o lombrices porque de otra manera, si confiamos en que saldrá algún dentudo, podemos quedarnos de a pie.

India Muerta es así; uno no sabe nunca a que atenerse para pescar porque no hay códigos que permitan saber con exactitud el comportamiento de su fauna.

Hoy vamos y no cobramos ningún bicho, o pescamos muy poco y mañana, la cosa cambia y salen unos cuantos bagres y pejerreyes.

De cualquier manera, la pesca es generosa solo en tamaño, jamás en cantidad y eso es así aunque vayamos en plena temporada.

Pero, no hay caso, aunque salgan muy pocos, no hay pescador que se resista a ir por un monstruo de estos; son formidables.

Como hemos visto en nuestro ejemplar del número de junio, pescamos en la estancia denominada Los Mimbres, donde fuimos muy bien recibidos por sus propietarios y, en esta oportunidad, regresamos a La Coronilla de nuestro amigo Rolando Correa.

Pues bien, sabemos que hay otros campos en la zona donde se puede practicar la pesca deportiva y es de nuestro interés llegar a todos, con la sana intención de que la zona, además de servir para el turismo, tome conciencia en lo que tiene que ver con un sistema de preservación sustentable.

Sucede que se ha registrado una suerte de reglamento, sin consultar previamente a los directamente interesados, que no son otros que los pescadores deportivos donde, según se desprende de sus puntualizaciones, sería imposible concurrir a pescar deportivamente.

Entre otras cosas, más allá de que se pretende cobrar un permiso de pesca anual de $ 170, solo se permitirá una caña por pescador a lo que se suman otra cantidad de prohibiciones que solo lograrán evitar que se concurra.

Porque si tenemos en cuenta que con dos cañas, pescaremos 5 ó 6 pejerreyes, con una sola, podemos no pescar absolutamente nada.

A todo esto, la gente que quiere fomentar el turismo de la pesca deportiva en la zona, está consecuentemente preocupada porque estas medidas no solo terminarán con el turismo, sino que terminarán a corto plazo con la fauna del embalse, debido a que no habrá quién lo proteja de las redes y de la matanza que temporada a temporada se hace con los bagres en el momento de desove.

Como cierta vez dijimos, la gente de la zona se lleva bolsas enteras de enormes bagres para vender y hasta para darle de comer a los chanchos.

No sabemos exactamente a quien se le ocurrió la idea de este reglamento, lo que si sabemos es que debemos tomar inmediatas medidas para que no se lleve adelante.

La cosa es simple matemática; si se cobra un permiso para pagar sueldos de guardias y, a su vez no se permite pescar nadie va a pagar permiso alguno y consecuentemente nadie va a cuidar los recursos y, por supuesto volverá a ser un caos.



PUNTUALMENTE



Se haría tedioso transcribir todo este reglamento, razón por la que acudiremos puntualmente a lo que a nosotros nos parece más grave.

Dice el reglamento en cuanto a las especies que se pueden pescar; “En el embalse de India Muerta, están sujetas a la aplicación de este reglamento de pesca, las siguientes especies: Tararira – Bagre – Pejerrey, las restantes especies autóctonas (sargos de arroyo o castañetas, dientudos, mojarras, viejas del agua, etc.) deberán ser devueltas al agua vivas y con el menor daño posible”

Según nuestra modesta opinión, se hace prácticamente imposible devolver todas las piezas en estado sanitario aceptable y para peor no nos permiten utilizar mojarras y dentudos para carnada.

En cuanto al límite de piezas que se pueden llevar para consumo, el reglamento dice; “Se establecen los siguientes números de ejemplares sacrificables por pescador, de acuerdo a la especie de que se trate: a) tararira./ Todos los ejemplares capturados deberán ser devueltos vivos inmediatamente, en el lugar de la captura y con el menor daño posible.”

Al respecto consideramos que está perfecto practicar la pesca y devolución, pero sin estar obligados a devolver absolutamente todas las tarariras porque llevarse un par para consumo no hace absolutamente ningún daño al ecosistema.

Lo que hace daño es que se cuele gente que pesca con redes y espineles y se lleven cientos de ejemplares.

En la vida todo depende del equilibrio, en todos los órdenes y sentidos.

En cuanto a los bagres dice; “2 ejemplares diarios menores a 40 cms. de largo” No entendemos la exacta razón de las medidas establecidas, en todo caso suponemos que no permiten la captura de individuos adultos por un problema de reproducción, pero nos queda la duda.

El asunto, según el reglamento, es que si Ud., lector, pesca un bagre grande luego de andar 300 kilómetros y esperar tres horas para que pique, y no lo devuelve, le quitarán todos los implementos de pesca y por si fuera poco le cobrarán una multa.

En cuanto al pejerrey, el reglamento dice; “10 ejemplares diarios mayores a los 25 cm.”

Si algún pescador, con una sola caña, pesca diez pejerreyes en India Muerta, lo queremos conocer para otorgarle un trofeo, porque es literalmente imposible que esto suceda.



PROHIBICIONES



“Está prohibido el uso de explosivos, sustancias tóxicas, productos destinados a la ceba (aceites, harinas, etc.) o cualquier otro elemento.”

Prohibir que se cebe en un lago como el de India Muerta es el colmo del lirismo.

Cualquiera puede probar que cebando es imposible atraer la pesca y, si se logra atraer algún pez con este sistema, no consideramos que sea para sanciones de ningún tipo.

En todo caso, esto nos huele a pescador “pesca poco”, cuando ya no se sabe que inventar para complicar la vida del verdadero pescador deportivo.

También está prohibido; “pescar con cualquier modalidad o arte de pesca no autorizada en el presente reglamento destacándose entre ellas redes, trampas, espineles, arpones, fijas o chuzas, garfios y armas de fuego”

Jamás vimos a pescador deportivo alguno utilizando estos recursos y consideramos que es un atropello entonces, decomisar cañas y reels a quien intenta una pesca totalmente deportiva ya sea con una, dos o tres cañas.

Jamás concurrimos a pescar con garfios, chuzas o armas de fuego y no nos gusta que se nos compare con gente que hace estas cosas y menos que se sancione al pescador deportivo de la manera que veremos en el siguiente capítulo.



SANCIONES



He aquí lo que a nosotros nos parece una barbaridad, producto de quienes no tienen la menor idea de lo que es la preservación de los recursos.

Además, que nos perdone aquel que tome el sayo, pero no hay dudas de que los supuestos pescadores deportivos que colaboraron con este disparate, son justamente los que nosotros llamamos “pesca poco”, porque lo único que hicieron fue complicar la vida a aquellos que concurren sanamente a pescar y a conservar el recurso.

Ya nos ha sucedido; aquellos que no saben lo suficiente y no bajan la cabeza para aprender, complican la vida de la gente; cosa común en ciertos “mosqueros” que como decía un viejo amigo; “pescan, pescan y no pescan nada”.

El asunto amigo, es que si lo agarran con una chuza o con un obús y, a su vez usted tiene un bagre que mide 41 cm. Le pueden llegar a embargar su casa.

En realidad, fuera de toda broma, si lo agarran en las inmediaciones con una mojarra o un dientudo fileteado para carnada, se le incautarán todos los artes de pesca y el dientudo fileteado.

Si usted, por esas casualidades, concurre a pescar a India Muerta, lleve una cañita de bambú, porque si le decomisan un ABU o un Shimano y una caña de grafito, la cosa se terminará de complicar.

Si lleva mojarras compradas en Montevideo, pidan que se las etiqueten, no sea cosa que se las decomisen y detrás de ella vaya el equipo de pesca y deba pagar 10 UR para poder recuperarlo.



UN SANO CONSEJO



La lógica nos dice que este reglamento no puede y no debe ser tenido en cuenta por autoridad alguna, razón por la que conminamos sanamente a que se replantee esta propuesta, teniendo en cuenta los ejemplos de las lagunas argentinas.

Por otro lado, repetimos, apostamos a cuando este ejemplar esté en la calle aún nadie habrá tramitado el “permiso de pesca”, cosa que tampoco sucederá en los meses venideros, salvo alguien a quien le sobre la plata y no tenga ganas de pescar.

De tal forma, las aguas del embalse de La India Muerta, volverán a ser recurso de quienes, por no haber adecuada protección, matarán todo lo que encuentren.

Quienes estén ayornados en los aconteceres del país, sabrán que la situación con la Intendencia de Rocha es caótica al punto de que sus instalaciones, a la fecha de cierre de nuestra revista, están ocupadas y es imposible enfrentar pago alguno, lo que indica que por supuesto no habrá sueldos para locas pasiones como este reglamento.

Desde nuestra redacción quedamos a las órdenes de quienes quieran rever el tema, con la sana intención que siempre hemos puesto en pro de la preservación de nuestros recursos.

A nuestros lectores les aconsejamos comunicarse previamente con la gente de los campos para saber en que estado están las cosas y no encontrarse con sorpresas.

Hasta donde sabemos, este reglamento comenzaría a regir a partir del mes de setiembre del 2003.
Juan B)
Última Edición: 2 years 2 months ago por JUAN_VECINDAY.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: Pesca en India Muerta 2 years 2 months ago #33320

  • JUAN_VECINDAY
  • JUAN_VECINDAY's Avatar
  • DESCONECTADO
  • Forista Experimentado
  • a ver que sale !!!!!!!! jajajaja
  • Mensajes: 300
  • Gracias recibidas 27
esto lo acabo de encontrar y me parecio interesante compartirlo
Juan B)
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: Pesca en India Muerta 2 years 2 months ago #33325

  • JUAN_VECINDAY
  • JUAN_VECINDAY's Avatar
  • DESCONECTADO
  • Forista Experimentado
  • a ver que sale !!!!!!!! jajajaja
  • Mensajes: 300
  • Gracias recibidas 27
INDIA MUERTA, TRABAJANDO PARA CAMBIAR





En su ejemplar de Julio del 2003, la revista Pesca & Turismo publicó un artículo del señor Walter Giordano, editor responsable de la misma, titulado “India Muerta, Cambiemos el Reglamento”, en el cual utiliza argumentos deplorables para agredir y desmerecer al primer y único reglamento de pesca deportiva del país.

Al ser directamente aludidos, por ser los proponentes del proyecto de desarrollo turístico basado en la pesca deportiva en el lago de India Muerta y como precursores de esta reglamentación, deseamos realizar las siguientes puntualizaciones al respecto.

Este reglamento es el primer y único instrumento de manejo de la fauna ictícola para el desarrollo del turismo basado en la pesca deportiva existente en el país, por considerar que es la única forma racional de alcanzar la sustentabilidad biológica, económica y social mediante el uso de este recurso natural del espejo.

Sin miramientos el Sr. Giordano encubre este hecho trascendente para agraviar de forma grosera esta legislación, utilizando argumentos inconsistentes que evidencian la falta de conocimiento del lugar y su fauna, y para criticar aspectos puntuales que ya fueron suficientemente estudiados en tiempo y forma por un grupo de ciudadanos Rochenses, por técnicos especializados en las disciplinas intervinientes y por las autoridades departamentales, que desde hace tres años vienen trabajando esforzadamente en este proyecto pionero.

El referido reglamento es la culminación de un proceso de defensa del recurso ictícola del lago, iniciado por pescadores deportivos locales que desde hace más de una década son asiduos concurrentes al mismo.

En la temporada 96-97 a este grupo de gente le llegó la información de que se estaban tramitando permisos de pesca artesanal en el Instituto Nacional de Pesca (actual DINARA) y espontáneamente se movilizaron con el apoyo de algunos productores rurales vecinos ante la prensa local y las autoridades, oponiéndose al otorgamiento de los mismos y logrando que India Muerta se mantenga hasta el momento actual como el único espejo de agua del departamento sin pescadores comerciales autorizados.

En el año 1998, pescadores furtivos exterminaron el recurso pesquero del lago cuando estaba en su momento de esplendor y la pesca deportiva en India Muerta era reconocida por su excepcional calidad, hecho éste que fue denunciado públicamente por muchísimos pescadores deportivos, varios ediles departamentales y algunos productores rurales, sin que las autoridades nacionales competentes actuaran de forma efectiva.

En el año 2000, la Intendencia Municipal de Rocha implementó un proyecto de pesca comercial que fue frenado 20 días después de su comienzo, por la acción de un grupo de personas que presentaron una propuesta alternativa que propone a la pesca deportiva como actividad principal, fusionada con otras propuestas complementarias conformando posteriormente el proyecto de Área Protegida Municipal Lago India Muerta. Lamentablemente a pesar del esfuerzo, no fue posible evitar la extracción de varias toneladas de tarariras adultas.

Los pescadores deportivos a quienes el Sr. Giordano califica como ineptos y de no tener la menor idea sobre la preservación del recurso, son los que han estado en la primera línea desde el inicio y en todas las instancias del proceso antes mencionado logrando que actualmente se note la recuperación del mismo. Esto posibilitó que gente del lugar ya esté logrando beneficios económicos mediante la venta de servicios turísticos que el Sr. Giordano y quienes lo deseen pueden utilizar, tal cual es uno de los objetivos del proyecto para la zona.

En la elaboración de este reglamento se recibieron excelentes aportes de muchos pescadores deportivos con experiencia, tanto del Uruguay como de la Argentina, luego fue revisado por destacados juristas, seguidamente fue discutido y aprobado por la Asociación Civil Propuesta India Muerta responsable del proyecto y finalmente fue entregado a las autoridades departamentales para su consideración.

Como podrá apreciar el Sr. Giordano, fueron tenidas en cuenta muchas personas aunque él opine que no fueron las adecuadas. En la página 96 de la revista Pesca & Turismo de enero del 2002 el Sr. Giordano publicó el texto íntegro de este reglamento un año antes de su entrada en vigencia y sin embargo en ese momento no hizo ningún tipo de comentario. Por lo tanto no dice la verdad al insinuar que no tuvo la oportunidad de participar dando su opinión.

En virtud de la potestad que tiene el Gobierno Departamental de Rocha como propietario de todo el embalse y de algunos predios adyacentes, sancionó esta reglamentación como Ordenanza Municipal. En Octubre del 2002 fue aprobado por el legislativo departamental sin votos en contra y con solo una abstención y en Febrero del 2003 fue promulgado por el Intendente Municipal logrando que sea el primero y único de su tipo legalmente establecido, no habiendo anteriormente nada similar en ningún curso o espejo de agua del país entero.

Como advertirá el Sr. Giordano, este decreto departamental está vigente desde febrero del 2003 y según se desprende de sus relatos de pesca en el lago, publicados en los ejemplares de junio y julio del corriente de Pesca & Turismo, él y sus acompañantes estuvieron pescando en infracción al no contar con la licencia de pesca obligatoria y al usar más de una caña por pescador. Algo que nos llama poderosamente la atención es que en el mes de junio concurrió a la estancia “Los Mimbres”, propiedad de la Sra. Nery Coitinho de Rovela, quien hasta hace solo unos meses fue la secretaria de la Asociación Civil Propuesta India Muerta, estando por lo tanto lo suficientemente informada. Sin embargo a pesar de que el Sr. Giordano es periodista no se enteró de las cuestiones más importantes.

Le aclaramos que toda la gente que participó y participa del proyecto lo ha hecho de forma totalmente honoraria y el guardaparque está financiado sin el aporte de ningún ente u organismo estatal nacional ni departamental. Además en este momento se realizó un convenio con PROBIDES, mediante el cual se consiguió una embarcación completa para el control de todo el lago. No va a existir falta de protección como el Sr. Giordano afirma en su nota, ni se necesitan sueldos estatales para continuar mejorando aún más esta tarea.

Queremos resumir estos argumentos valederos y verdaderos mostrando las dos actitudes diametralmente opuestas que se desprenden de las acciones del Sr. Giordano por un lado y de las nuestras por el otro.

Nada mejor para empezar, que transcribir una frase de la nota publicada en la página 51 de la revista Pesca & Turismo del mes de Febrero del 2002, referente a la implementación de unas vedas temporales a la pesca comercial, implementadas por la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (DINARA). El Sr. Giordano dice: “Si lo nuestro fuera elevar quejas, sin mantener una buena imagen, estaríamos incentivando la actividad comercial, la negligencia y el olvido. Nuestra relación con las autoridades de la DINARA, siempre consecuente, aportando material mutuamente, es lo que sirve y no precisamente la crítica destructiva. Esa relación entonces, la del pescador deportivo con las autoridades que están en condiciones de cambiar las cosas, es lo que definitivamente liberará nuestros ríos y arroyos de las redes que aún los acosan.”

Creemos que la posición que toma el Sr. Giordano hacia el reglamento de India Muerta se contradice radicalmente con sus anteriores palabras y es peor aún la actitud tan poco crítica que asume ante esta medida de manejo del recurso pesquero implementada por la DINARA, que no cumple con ninguna otra finalidad que evitar la extinción del mismo. No agrega nada nuevo, creativo o que modifique la política consecuente de este organismo, que sigue sin tenerlo en cuenta de forma seria para una actividad turística como la pesca deportiva. Las leyes actuales sobre pesca no comercial en las aguas interiores del país, no ponen límite alguno a la extracción ni en cantidad, ni en tamaño o especie y hasta permiten usar redes considerándolas artes deportivas. Tampoco se destaca este organismo por el control que hace sobre la pesca comercial que autoriza. Es común ver en todo el país como se quebrantan las normativas legales y como se acude casi siempre tarde tras las reiteradas denuncias.

Nosotros creemos que la DINARA minimiza el valor real de esta riqueza natural usándola de esa forma. La consecuencia de esta política es la degradación al límite del recurso pesquero continental, dando una mínima rentabilidad económica y social, y demostrando la total falta de sustentabilidad. Claro que tampoco sirve quedarse solo en las críticas, se debe trabajar aportando ideas y soluciones, pero sobre todo apuntalarlas ejecutando hechos concretos y efectivos para cambiar la realidad.

Trabajamos y logramos el apoyo de las autoridades que sí quisieron cambiar las cosas, y logramos la confianza y el apoyo de la mayoría de la gente de la zona y el departamento, ya que los que quieren y deben beneficiarse de un desarrollo turístico de este tipo, no son ni deben ser solamente algunos estancieros interesados en vender servicios.

Por último y para terminar, nos parece que en una revista declarada de interés turístico, auspiciada por el Ministerio de Deporte y Juventud y que cuenta además con un notorio apoyo publicitario de algunos entes estatales, es poco serio que se escriba tan a la ligera, dando información incorrecta y agraviando a toda la población y autoridades del departamento de Rocha.

Gino de León Fernando Vicente

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.





Trascripción del artículo aparecido en la revista Pesca & Turismo Nº 28, del mes de Julio del 2003, en la página Nº 8, escrito por el Sr. Walter Giordano, editor responsable de la misma.

India Muerta

Cambiemos el reglamento






A esta altura, ya nos hemos encariñado con la pesca, el paisaje y la gente que nos recibe en India Muerta. Desgraciadamente una nueva reglamentación en la que no ha sido tenida en cuenta la opinión de quienes tienen años recorriendo los caminos de la Patria, amenaza el futuro de la fauna y de las posibilidades de practicar la pesca deportiva.

Por el bien de todos, rogamos a los responsables de esta idea, que se revierta el contenido del reglamento para que la fauna del embalse no esté en franco peligro de extinción.

Desde nuestra redacción, quedamos a las órdenes para estudiar juntos, cuales serían las normas a seguir para proteger este ámbito que invita a la pesca y al descubrimiento de una fauna sumamente particular y atractiva para el pescador deportivo.

Agradecemos sea tenida en cuenta nuestra opinión que no es más que la de aquellos que amamos muy sinceramente las reservas acuíferas de todos los rincones del país.



Walter Giordano

Editor



El año pasado descubrimos estos pejerreyes recién cuando mediaba agosto, razón que nos llevó a intentar saber cual es exactamente el comienzo de temporada en un ámbito diferente como el de India Muerta.

A manera de ejemplo basta decir que, en la Laguna del Sauce, la actividad comienza en mayo, con mayor o menor intensidad, pero en mayo.

En cambio, a pesar de que concurrimos justamente en mayo a india Muerta, la actividad que presenciamos fue exclusivamente de bagres y no de pejerreyes, que se hicieron esperar hasta los primeros días del mes de junio.

Se trata de la misma especie de pejerrey, pero las condiciones y características de los ámbitos son muy diferentes, lo que hace que el comienzo de temporada de pesca no sea el mismo en ambos espacios. Incluso, como verán en las notas gráficas, los primeros pejerreyes que salen no son justamente los gigantes de plena temporada, sino que alcanzan pesos no superiores a los 800 grs.

De cualquier manera el tamaño no es en absoluto despreciable sino que habla a las claras de que el futuro derrotero de la temporada nos permitirá cobrar esos enormes bichos que vimos el año pasado, cuando llegue julio.

En la oportunidad en que concurrimos, si bien pudimos cobrar unos cuantos ejemplares, la pesca no se manifestó generosa como en plena temporada, sino que salieron pocos pejerreyes y, casualmente, ningún bagre de esos que hacen estremecer las cañas.

Es interesante ver el comportamiento general de la laguna, considerando incluso la casi inexistente actividad de dentudos y mojarras.

Solo cobramos un dentudo en las diez cañas que dispusimos para 5 pescadores, cosa que cambia cuando llega agosto.

Por lo tanto, en caso de concurrir no hay que olvidar llevar carnada, ya sea mojarras o lombrices porque de otra manera, si confiamos en que saldrá algún dentudo, podemos quedarnos de a pie.

India Muerta es así; uno no sabe nunca a que atenerse para pescar porque no hay códigos que permitan saber con exactitud el comportamiento de su fauna.

Hoy vamos y no cobramos ningún bicho, o pescamos muy poco y mañana, la cosa cambia y salen unos cuantos bagres y pejerreyes.

De cualquier manera, la pesca es generosa solo en tamaño, jamás en cantidad y eso es así aunque vayamos en plena temporada.

Pero, no hay caso, aunque salgan muy pocos, no hay pescador que se resista a ir por un monstruo de estos; son formidables.

Como hemos visto en nuestro ejemplar del número de junio, pescamos en la estancia denominada Los Mimbres, donde fuimos muy bien recibidos por sus propietarios y, en esta oportunidad, regresamos a La Coronilla de nuestro amigo Rolando Correa.

Pues bien, sabemos que hay otros campos en la zona donde se puede practicar la pesca deportiva y es de nuestro interés llegar a todos, con la sana intención de que la zona, además de servir para el turismo, tome conciencia en lo que tiene que ver con un sistema de preservación sustentable.

Sucede que se ha registrado una suerte de reglamento, sin consultar previamente a los directamente interesados, que no son otros que los pescadores deportivos donde, según se desprende de sus puntualizaciones, sería imposible concurrir a pescar deportivamente.

Entre otras cosas, más allá de que se pretende cobrar un permiso de pesca anual de $ 170, solo se permitirá una caña por pescador a lo que se suman otra cantidad de prohibiciones que solo lograrán evitar que se concurra.

Porque si tenemos en cuenta que con dos cañas, pescaremos 5 ó 6 pejerreyes, con una sola, podemos no pescar absolutamente nada.

A todo esto, la gente que quiere fomentar el turismo de la pesca deportiva en la zona, está consecuentemente preocupada porque estas medidas no solo terminarán con el turismo, sino que terminarán a corto plazo con la fauna del embalse, debido a que no habrá quién lo proteja de las redes y de la matanza que temporada a temporada se hace con los bagres en el momento de desove.

Como cierta vez dijimos, la gente de la zona se lleva bolsas enteras de enormes bagres para vender y hasta para darle de comer a los chanchos.

No sabemos exactamente a quien se le ocurrió la idea de este reglamento, lo que si sabemos es que debemos tomar inmediatas medidas para que no se lleve adelante.

La cosa es simple matemática; si se cobra un permiso para pagar sueldos de guardias y, a su vez no se permite pescar nadie va a pagar permiso alguno y consecuentemente nadie va a cuidar los recursos y, por supuesto volverá a ser un caos.



PUNTUALMENTE



Se haría tedioso transcribir todo este reglamento, razón por la que acudiremos puntualmente a lo que a nosotros nos parece más grave.

Dice el reglamento en cuanto a las especies que se pueden pescar; “En el embalse de India Muerta, están sujetas a la aplicación de este reglamento de pesca, las siguientes especies: Tararira – Bagre – Pejerrey, las restantes especies autóctonas (sargos de arroyo o castañetas, dientudos, mojarras, viejas del agua, etc.) deberán ser devueltas al agua vivas y con el menor daño posible”

Según nuestra modesta opinión, se hace prácticamente imposible devolver todas las piezas en estado sanitario aceptable y para peor no nos permiten utilizar mojarras y dentudos para carnada.

En cuanto al límite de piezas que se pueden llevar para consumo, el reglamento dice; “Se establecen los siguientes números de ejemplares sacrificables por pescador, de acuerdo a la especie de que se trate: a) tararira./ Todos los ejemplares capturados deberán ser devueltos vivos inmediatamente, en el lugar de la captura y con el menor daño posible.”

Al respecto consideramos que está perfecto practicar la pesca y devolución, pero sin estar obligados a devolver absolutamente todas las tarariras porque llevarse un par para consumo no hace absolutamente ningún daño al ecosistema.

Lo que hace daño es que se cuele gente que pesca con redes y espineles y se lleven cientos de ejemplares.

En la vida todo depende del equilibrio, en todos los órdenes y sentidos.

En cuanto a los bagres dice; “2 ejemplares diarios menores a 40 cms. de largo” No entendemos la exacta razón de las medidas establecidas, en todo caso suponemos que no permiten la captura de individuos adultos por un problema de reproducción, pero nos queda la duda.

El asunto, según el reglamento, es que si Ud., lector, pesca un bagre grande luego de andar 300 kilómetros y esperar tres horas para que pique, y no lo devuelve, le quitarán todos los implementos de pesca y por si fuera poco le cobrarán una multa.

En cuanto al pejerrey, el reglamento dice; “10 ejemplares diarios mayores a los 25 cm.”

Si algún pescador, con una sola caña, pesca diez pejerreyes en India Muerta, lo queremos conocer para otorgarle un trofeo, porque es literalmente imposible que esto suceda.



PROHIBICIONES



“Está prohibido el uso de explosivos, sustancias tóxicas, productos destinados a la ceba (aceites, harinas, etc.) o cualquier otro elemento.”

Prohibir que se cebe en un lago como el de India Muerta es el colmo del lirismo.

Cualquiera puede probar que cebando es imposible atraer la pesca y, si se logra atraer algún pez con este sistema, no consideramos que sea para sanciones de ningún tipo.

En todo caso, esto nos huele a pescador “pesca poco”, cuando ya no se sabe que inventar para complicar la vida del verdadero pescador deportivo.

También está prohibido; “pescar con cualquier modalidad o arte de pesca no autorizada en el presente reglamento destacándose entre ellas redes, trampas, espineles, arpones, fijas o chuzas, garfios y armas de fuego”

Jamás vimos a pescador deportivo alguno utilizando estos recursos y consideramos que es un atropello entonces, decomisar cañas y reels a quien intenta una pesca totalmente deportiva ya sea con una, dos o tres cañas.

Jamás concurrimos a pescar con garfios, chuzas o armas de fuego y no nos gusta que se nos compare con gente que hace estas cosas y menos que se sancione al pescador deportivo de la manera que veremos en el siguiente capítulo.



SANCIONES



He aquí lo que a nosotros nos parece una barbaridad, producto de quienes no tienen la menor idea de lo que es la preservación de los recursos.

Además, que nos perdone aquel que tome el sayo, pero no hay dudas de que los supuestos pescadores deportivos que colaboraron con este disparate, son justamente los que nosotros llamamos “pesca poco”, porque lo único que hicieron fue complicar la vida a aquellos que concurren sanamente a pescar y a conservar el recurso.

Ya nos ha sucedido; aquellos que no saben lo suficiente y no bajan la cabeza para aprender, complican la vida de la gente; cosa común en ciertos “mosqueros” que como decía un viejo amigo; “pescan, pescan y no pescan nada”.

El asunto amigo, es que si lo agarran con una chuza o con un obús y, a su vez usted tiene un bagre que mide 41 cm. Le pueden llegar a embargar su casa.

En realidad, fuera de toda broma, si lo agarran en las inmediaciones con una mojarra o un dientudo fileteado para carnada, se le incautarán todos los artes de pesca y el dientudo fileteado.

Si usted, por esas casualidades, concurre a pescar a India Muerta, lleve una cañita de bambú, porque si le decomisan un ABU o un Shimano y una caña de grafito, la cosa se terminará de complicar.

Si lleva mojarras compradas en Montevideo, pidan que se las etiqueten, no sea cosa que se las decomisen y detrás de ella vaya el equipo de pesca y deba pagar 10 UR para poder recuperarlo.



UN SANO CONSEJO



La lógica nos dice que este reglamento no puede y no debe ser tenido en cuenta por autoridad alguna, razón por la que conminamos sanamente a que se replantee esta propuesta, teniendo en cuenta los ejemplos de las lagunas argentinas.

Por otro lado, repetimos, apostamos a cuando este ejemplar esté en la calle aún nadie habrá tramitado el “permiso de pesca”, cosa que tampoco sucederá en los meses venideros, salvo alguien a quien le sobre la plata y no tenga ganas de pescar.

De tal forma, las aguas del embalse de La India Muerta, volverán a ser recurso de quienes, por no haber adecuada protección, matarán todo lo que encuentren.

Quienes estén ayornados en los aconteceres del país, sabrán que la situación con la Intendencia de Rocha es caótica al punto de que sus instalaciones, a la fecha de cierre de nuestra revista, están ocupadas y es imposible enfrentar pago alguno, lo que indica que por supuesto no habrá sueldos para locas pasiones como este reglamento.

Desde nuestra redacción quedamos a las órdenes de quienes quieran rever el tema, con la sana intención que siempre hemos puesto en pro de la preservación de nuestros recursos.

A nuestros lectores les aconsejamos comunicarse previamente con la gente de los campos para saber en que estado están las cosas y no encontrarse con sorpresas.

Hasta donde sabemos, este reglamento comenzaría a regir a partir del mes de setiembre del 2003.





Principal Notas Moscas Varias Equipos Técnicas
Fotogalería Naturaleza Cultura Links Contáctanos



Juan B)
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: Pesca en India Muerta 2 years 2 months ago #33328

  • JUAN_VECINDAY
  • JUAN_VECINDAY's Avatar
  • DESCONECTADO
  • Forista Experimentado
  • a ver que sale !!!!!!!! jajajaja
  • Mensajes: 300
  • Gracias recibidas 27
Juan B)
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: Pesca en India Muerta 2 years 2 months ago #33349

  • migueltripani
  • migueltripani's Avatar
JUAN..... :pinch:
APLAUDO LO QUE HICIERON ESTOS PARES ROCHENSES YA DESDE QUE TOMARON UNA INICIATIVA ASÍ
NO HUBIESEN LOGRADO NADA Y POR SUERTE LO LOGRARON. MÁS APLAUSOS.
DE EL RESTO O LA CONTRA PARTE NO DA PARA EMITIR OPINIÓN ALGUNA.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: Pesca en India Muerta 2 years 2 months ago #33361

  • Russo0629
  • Russo0629's Avatar
  • DESCONECTADO
  • Forista amigo
  • Mensajes: 103
  • Gracias recibidas 6
Juan, Miguel y quienes quieran saber sobre el tema y atento a que en otro post se toco el tema el amigo Fernando "Sumo" Vivente fue artifice junto a un grupo de pescadores del citado reglamento de India Muerta asi que mis mas cinseras felicitaciones a ellos. Y que mejor que el amigo para contarnos como paso todo esto!!!
Por muchos años que lleves pescando siempres aprendes algo... en algun sentido todos somos novatos y los que saben un poquito mas pioneros jaja!!

"No te tomes tan en serio la vida...Al fin y al cabo no saldrás vivo de ella!!"
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.376 segundos
Powered by Kunena Forum

Usuarios